La Corte Suprema dejó firme una condena contra una exjueza de Morón por encubrir a policías coimeros

La condena es contra una exjueza federal de Morón que está acusada por “asociación ilícita” por proteger a uniformados de la bonaerense que pedían dinero para arreglar causas judiciales.

La Corte Suprema dejó firme la condena contra una exjueza federal de Morón acusada por “asociación ilícita” por proteger a policías bonaerenses que pedían coimas para arreglar causas judiciales.

Se trata de la exjueza Raquel Susana Morris Dloogatz, condenada en 2013 por el Tribunal Oral en lo Criminal Federal número 3 de San Martín a cuatro años de prisión.
Los jueces Elbio Osores Soler, Lidia Beatriz Soto y Marcelo Díaz Cabral habían considerado a la exjueza, suspendida por el Consejo de la Magistratura y renunciante a su cargo en noviembre de 1999, “coautora del delito de asociación ilícita”.

Aquel fallo se enmarcó en una investigación en la que se le imputaba el haber tomado parte, junto a miembros de la división Defraudaciones, Estafas y Delitos contra el Fisco de la Policía de la provincia de Buenos Aires, de una organización destinada a cometer delitos en 1996.

Según el fallo, ahora ratificado por la Corte -en un fallo firmado por los jueces Ricardo Lorenzetti, Elena Highton de Nolasco y Juan Carlos Maqueda- “la organización tenía como objeto aprovechar investigaciones judiciales a cargo de la imputada, para exigir a los investigados sumas de dinero, a cambio de las cuales se producían informes contables favorables -en el ámbito de la aludida dependencia policial- que motivaban el cierre de las causas”.
Morris Dloogatz fue la primera jueza a la que el Consejo de la Magistratura acusó por mal desempeño y presunta comisión de delitos y pidió su juicio político, que no se concretó porque dimitió antes.
Morris Dloogatz fue condenada por encubrir a policías bonaerenses que fueron acusados de extorsionar con documentación falsa -para después pedirles coimas- a puesteros del Mercado Central de Buenos Aires.

Lea la noticia original AQUÍ

Deja un comentario