Denuncian a una psicóloga por inducir a que menores admitan abusos en Cámara Gesell

La defensa de un hombre acusado de haber abusado de menores presentó una denuncia contra la especialista por cometer graves irregularidades durante una Cámara Gesell. “Lo hicimos analizar por expertos y descubrieron muchísimos errores en los procedimientos”, dijo la abogada Patricia Antoátegui.

Se trata del caso de un conocido bodeguero de San Juan, Carlos García Pareja, quien fue denunciado por su ex pareja Victoria Pelliza de haber abusado del hijo de 3 años que tienen en común, y de uno de los mellizos de 11 años que Pelliza tenía de otro matrimonio. Pareja está detenido desde febrero del 2016 acusado del delito de abuso sexual.

Tras las Cámaras Gesell que la psicóloga Inés Rodríguez le realizó a los tres menores, la defensa vio varias irregularidades y contradicciones que hacían los niños de 11 años en su relato y la “claridad” con la que se expresaba el menor, hijo de ambos, de apenas tres años. “Mi cliente me sugiere que hagamos un análisis y consultamos con expertos en el tema. Todo lo que no se tiene que hacer en este tipo de encuentros, se hicieron”, contó la abogada Patricia Antoátegui en diálogo con minutouno.com.

“Con el análisis nos dimos cuenta la gravedad de las irregularidades que había cometido. Se ve claramente cómo los menores eran inducidos a hablar sobre delitos sexuales, cómo se les reitera las preguntas y hasta se la escucha pedir que corten la cámara”, explicó la letrada. El especialista en psicología forense que realizó el análisis fue Pablo Novara. Además fueron consultados especialista de Fundación Panemai.

En las imágenes de la Cámaras Gesell, se ve cómo la mujer reitera las preguntas, deja sólo a uno de los menores con un celular (cuando está prohibido) y cuando le dice a una asistente que espera que “hayan cortado la cámara”.
“Nos llamó mucho la atención el supuesto lenguaje que utiliza el menor de tres años durante la Cámara Gesell cuando apenas dice unas palabras. Claramente el nene no sabe decir ciertas cosas que ahí dice”, sostuvo y agregó: “El niño se desestabilizó, hasta se hizo pis cuando salió del interrogatorio. Es un daño muy grande el que vivieron”.

El informe del especialista en el que se basó la denuncia señala que “la entrevistadora realiza preguntas sugestivas y direccionadas y repetidas en los testimonios; se evidencia la insistencia por salvar contradicciones entre los testimonios”. Además considera que la entrevistadora cometió “un error técnico de gravedad” al “introducir el tema de un presunto abuso sin que haya sido propiciado por el declarante“.

Lea la noticia original AQUÍ