La conmovedora historia de las trillizas recién nacidas abandonadas en un hospital de San Justo

Kiara, Ángeles y Milagros nacieron prematuramente el 14 de abril. A pocos días de haberlas dado a luz, su mamá, que tiene otros nueve hijos y serios problemas de adicción a las drogas, las dejó en el Policlínico Central de San Justo y volvió a visitarlas apenas tres veces. Ahora, bajo el cuidado de los médicos y enfermeros del hospital, las trillizas esperan a que un tribunal de familia decida su futuro. Mientras tanto, decenas de padres piden que se las entreguen en adopción


Kiara, Ángeles y Milagros nacieron prematuras el 11 de abril. Están en el Policlínico Central de San Justo.

Cuando nacieron, hace tres meses, las bebés pesaban apenas 600 gramos. Hoy, después de pasar varias semanas con asistencia respiratoria, están en 2,5 kilos. “La primera de ellas nació en su domicilio, la segunda en una Unidad de Pronta Atención de Hurlingham y la tercera en el hospital de Hurlingham. Luego las trasladaron al sector de neonatología de nuestro centro de salud. Desde el punto de vista médico están de alta. Ahora estamos a la espera de lo que diga la Justicia”, explicó a los medios Víctor Delgado, director asociado del Policlínico. Y agregó que es el Tribunal de Familia número 6 de Morón, a cargo de la jueza María Laura Álvarez, el que tiene que decidir quién las va a cuidar: “No van a ser separadas. La idea es conservar el vínculo”.

Según trascendió, la mamá apenas visitó a las nenas en tres oportunidades, cuando aprovechó para elegirles los nombres, pero que nunca manifestó si tiene intención de llevárselas a su casa o darlas en adopción. Su deseo no basta para conseguir la tenencia: si bien la Justicia siempre trata de que los chicos se mantengan con sus padres biológicos, la grave situación de la mujer podría provocar que le den la guardia de Kiara, Ángeles y Milagros a un familiar (como un abuelo, o un tío) o las bebés sean entregadas en adopción.

“El caso se viralizó por Facebook el 19 de junio. Desde entonces se ha arrimado muchísima gente al hospital para traer pañales y leche. Muchos manifiestan su intención de adoptarlas. Hay madres haciendo cola en la puerta del Policlínico y gente llamando de todas partes del país para adoptarlas, pero no depende de nosotros. Ya pasó a ser un tema judicial”, agregó Delgado.

Dos madres se acercaron esta mañana al Policlínico y, ante los medios, expresaron sus deseos de quedarse con la tenencia de las tres chiquitas. “Con mi marido no podemos tener hijos. Estuvimos diez años inscriptos para adoptar, pero ya estamos cansados de la burocracia. Ahora nos mandan al juzgado número 6. Nos mandan a hacer más papelerío. Yo me muero de ganas de ser mamá, de dar amor. Sólo pido que nos den una mano para adoptar a las tres”, dijo Andrea, de Isidro Casanova. A su lado, Clarisa, otra postulante, habló en la misma línea: “Vi el caso en la televisión el día de mi cumpleaños y dije: ‘Van a ser mías’. Les puedo dar amor a las tres juntas. Las puedo criar. Sufro mucho por no tener hijos”.

Lea la noticia original AQUÍ