El juego de las sillas para ocupar las vacantes en la Casación bonaerense

De una lista de 17 aspirantes que aprobaron el examen en el Consejo de la Magistratura de la provincia de Buenos Aires saldrán los nuevos jueces para ocupar dos vacantes en el Tribunal de Casación bonaerense, la máxima instancia penal en la provincia -previa a la Suprema Corte- que interviene, por ejemplo, en los casos por delitos de corrupción. El tercero de los cupos se definirá en una terna que espera el visto bueno la gobernadora María Eugenia Vidal, para luego ser girados los pliegos al Senado para su tratamiento.

En el listado de aprobados para Juez de Tribunal de Casación Penal, que surgió del examen rendido el 13 de septiembre de 2016, están Javier Ignacio Baños, Fernando Bellido, Nicolás Ceballos, María Elena De la Cruz Orsi, Matías Deane, Luis Defelitto, Raúl Elhart, María Carolina Ferretti, Verónica Garganta, Carina Verónica Gil, Raúl Leturmy, María Fabiana Natiello, Omar Ozafrain, Carlos Washington Palacios, Francisco Pont Verges, Nicolás Schiavo y María Esther Vigorelli.

De estos nombres saldrán los ternados para ocupar las vacantes que dejaron los ex jueces Horacio Daniel Piombo y Benjamín Sal Llargués, eyectados de Casación tras un polémico fallo que redujo la sentencia a un violador que abusó de un niño de seis años, al fundamentar que la víctima tenía “tendencias homosexuales”. Para evitar el juicio político, renunciaron a sus cargos y en la actualidad disfrutan de jugosas jubilaciones.

Los aspirantes a quedarse con esos cargos son:

Javier Ignacio Baños. Titular de la fiscalía 7 de Morón. Autor de varios libros sobre derecho penal. Quienes lo conocen lo proyectan como un jurista de nota para las próximas generaciones.

Fernando Gabriel Bellido. Fue fiscal en Morón. Actualmente, integra la Cámara de Apelaciones y Garantías de ese departamento judicial. Fue presidente de la Asociación de Magistrados de Morón.

Nicolás Ramón Ceballos. Ingresó en el Poder Judicial a los 18 años. Desde 2009 se desempeña como juez de Garantías de Pilar, donde recibió causas como el caso Farré. Desde el 31 de julio será presidente del Colegio de Magistrados del Departamento Judicial de San Isidro.

María Helena Clara De La Cruz Orsi. Fue relatora en Casación, actual fiscal de juicio, hija del ex procurador general bonaerense Eduardo De La Cruz. Nació en el seno de una familia peronista.

Matías Mariano Deane. Juez del Tribunal Oral Criminal 5 de La Matanza. Autor de varios artículos sobre derecho penal. Conferencista. En un polémico fallo, absolvió a tres policías por la muerte de un joven en una comisaría de Isidro Casanova. Activo usuario de la red social Twitter desde su cuenta @deanematias.

Luis Felipe Defelitto. Fue fiscal federal en Dolores. Luego, fiscal general de Dolores en la justicia bonaerense. Lo nombró en ese cargo la ex procuradora María del Carmen Falbo. Autor de varios artículos sobre Derecho penal. Uno de los pocos juristas entre los postulantes.

Raúl Fernando Elhart. Actuó como juez suplente del Tribunal en lo Criminal nº 6 del Departamento Judicial San Martín y luego pasó al juzgado de Garantías del Joven nº 1 del Departamento Judicial La Matanza.

María Carolina Ferretti. Funcionaria de carrera judicial, actual relatora de la Sala II de Casación bonaerense.

Verónica Garganta. Es hija del ex juez federal Alberto Garganta y hermana del fiscal Álvaro Garganta, que investiga al ex gobernador Daniel Scioli en la causa impulsada por la diputada Elisa Carrió. Actualmente desarrolla sus actividades como defensora oficial en La Plata.

Carina Verónica Gil. Fue fiscal en Quilmes y hoy se desempeña como fiscal de Casación.

Raúl Ernesto Leturmy. Integrante de la Cámara de Apelaciones y Garantías del Departamento Judicial de San Martín.

María Fernanda Natiello. Defensora oficial en el Departamento Judicial de San Martín. Familiar del actual juez de Casación Carlos Ángel Natiello.

Omar Roberto Ozafrain. Defensor General de La Plata, fue el patrocinador oficial de Rosa Schoenfeld en el juicio a policías por el homicidio y desaparición de su hijo, Miguel Bru.

Carlos Washington Palacios. Fue titular de la UFI 1 de Pilar. Estuvo a cargo de la investigación del robo en la casa de Sergio Massa. Ligado al ahora ex fiscal general de San Isidro Julio Novo. Fue separado del cargo, acusado de proteger al autor del robo en la vivienda, el espía Gorgonio Alcides Díaz.

Francisco Pont Verges. Ex juez criminal en San Martín, actualmente al frente de la Secretaría de Política Criminal, Coordinación Fiscal e Instrucción Penal de la Procuración General de la Provincia. Fue el juez del primer juicio por jurado en la provincia de Buenos Aires.

Nicolás Schiavo. Titular del juzgado de Garantías 5 de San Martín. Habla cuatro idiomas y quienes lo conocen resaltan su contracción al permanente estudio y actualización del Derecho. Se lo encasilla dentro de la línea “garantista”.

María Esther Vigorelli. Actual defensora oficial en La Plata. Patrocinó a Carlos “Carlín” Moreno, el autor del disparo contra la ahora precandidata a diputada provincial por Cambiemos Carolina Piparo en la fatal salidera bancaria del jueves 29 de julio de 2010, que fue condenado a perpetua en el juicio oral, pero Casación le aplicó una pena de 25 años.

La tercera de las vacantes en juego es la que dejó Carlos Alberto Mahiques, el primero de los ministros de Justicia que designó María Eugenia Vidal.

Tras su gestión fugaz y su salida abrupta, fue premiado con una polémica designación en el Tribunal de Casación Federal, impulsado por el titular de la cartera de Justicia nacional, Germán Garavano.

Para ese trono judicial fueron ternados Ana Julia Biasotti, defensora oficial en Casación; María Florencia Budiño, fiscal de Juicio en La Plata, hija del ex diputado nacional peronista Eduardo Budiño, y Pablo Hernán Santamarina, titular de la Fiscalía 8 de Pergamino.

En este caso, todo apunta a que las favoritas son Budiño y Biasotti. La gobernadora Vidal quiere que una mujer llegue por primera vez a jueza a Casación. Se espera que, tras la feria judicial, que termina este viernes, los legajos sean girados al Senado para su tratamiento y designación.

Esta terna significó una derrota para Sergio Massa, quien impulsaba a Diego Efraín Martínez, juez de Garantías en Tigre. El magistrado fue vetado por Carrió, quien denunció y pidió su destitución ante la Secretaría Permanente de Enjuiciamiento de Magistrados por “comisión de delitos y mal desempeño”.

Lea la noticia original AQUÍ