Un fiscal de Morón en actividad está acusado de armar causas para inculpar a inocentes

Alejandro Jons tiene pedido de juicio político desde 2013. El caso del hombre que no es culpable y está preso hace 11 años.

La representación de la Justicia en una escultura es una mujer con una balanza y una venda puesta alrededor de sus ojos. Es la forma en la que se supone que debe actuar: mensurar lo que pasa a su alrededor sin tomar parte. Ser imparcial. El caso revelado por PPT esta noche demuestra absolutamente lo contrario. En algunos lugares de la Argentina hay una Justicia parcial, corrupta y corrompida. Un fiscal en actividad con pedido de juicio político está acusado de armar causas contra inocentes con ayuda de un falso abogado, policías y delincuentes.

Alejandro Jons, responsable judicial de la fiscalía número 4 de la localidad de Morón es el líder de “la banda del fiscal”. El funcionario judicial actuaba junto a Carlos Guido Genel, comisario a cargo de la comisaria 3era de Castelar; el policía y jefe de calle Alberto Casco; y el falso abogado, Silvio Hipólito Cascella. Todos tenían un único objetivo: diseñar causas falsas para quedarse con plata y propiedades de los imputados.

El caso más notorio es el de Jorge González Nieva, preso desde hace casi 11 años y condenado a 25 años. Su inocencia ya se demostró en la Justicia: lo señala un informe de la Cámara de Casación Bonaerense. Sin embargo, todavía está en la cárcel. Fue un dato anónimo que “plantó” Casco en el expediente que alcanzó para incriminarlo en una salidera bancaria que terminó en el asesinato de una mujer. “No tuve ninguna participación. Nunca robé. Nunca asesiné a nadie y estoy pagando algo que no hice”, afirmó al equipo encabezado por Paula Bernini.

Quién es quién en la banda del fiscal.

En 2006 una banda de delincuentes siguió a una pareja que sacó plata del Banco Francés de Morón. La mujer y su marido viajaron desde allí hasta Libertad, en el partido de Merlo. Cuando Analía Bibiana Aguerre llegó a su casa, uno de los agresores le disparó en el pecho delante de su esposo para robarle 11 mil pesos. Por ese crimen, del que no tiene nada que ver, Nieva sigue en la cárcel.

El que le reveló a PPT que Nieva es inocente se llama Walter Balcaza, condenado por esa salidera bancaria, aunque no por el homicidio. El ladrón reveló el paso a paso del funcionamiento de “la banda del fiscal”. “Tuve cuatro encuentros personales con el fiscal. Una de las veces, Cascella, que era mi abogado, me ofreció alguien con influencia en la causa y me presentó a Jons. Tenía pedido de captura”, indicó.

Los oficiales plantaban pruebas a inocentes, desde la justicia les armaban causas y, en ese interín, un falso abogado se presentaba para defenderlos. No era más que un “caballo de Troya”: les exigía cambiar bienes por la libertad o la baja de las penas. Bajo la promesa de dejarlo afuera de la cárcel, Jons le exigió a González Nieva un taxi. El auto continúa juntando polvo en el garage de la casa del hombre desde 2006, que aún espera la revisión de la causa.

El asesino de Aguerre -la víctima de la salidera- sigue libre: nunca lo identificaron. Los policías integrantes de la “banda del fiscal” cumplieron condena y también están en libertad. El falso abogado salió con prisión domiciliaria y se fugó. El fiscal Jons sigue en funciones, con pedido de juicio político desde 2013.

Lea la noticia original AQUÍ