Repudio a una publicidad por tratar a una menor como botín de guerra de una madre

El Grupo de denuncia a Jueces de Familia de Morón alertó sobre lo nocivo del mensaje de la publicidad de Arnet Personal donde se muestra a una mujer separada como la dueña de una niña a la que utiliza para humillar a su pareja.

Cuando acontece una separación es habitual que haya un roce entre las partes involucradas y la cuestión se vuelve más delicada cuando hay menores en el medio los cuales jamás, bajo ningún aspecto, deben ser utilizados para amenazar, extorsionar y/o humillar.

Sin embargo a los guionistas (JWT) de la nueva publicidad de Arnet Personal les pareció bien “vender” la nueva promoción de comunicaciones haciendo que una madre use como botín de guerra a su hija mientras se separa del padre de la menor. De esta manera se muestra a la mujer como una tirana que decide cuándo puede su expareja- y padre de la niña- ver a su hija que lo reclama.

“Ante la insistencia de la niña, la madre decide compartir una línea telefónica con el padre para facilitar la comunicación (que debería ser fluida y libre) y al comprobar que el padre «cumple» con sus obligaciones”, plantean los denunciantes desde Juzgados Familia Morón.

Y agregan: “Un mensaje pésimo, donde el derecho del niño a disfrutar del amor de sus progenitores por igual se ve ignorado y vuelve a ser una moneda de cambio y manipulación”.

Lea la noticia original AQUÍ