Repudio al claro posicionamiento del periódico La Nación que justifica la obstrucción de vínculos y el impedimento de contacto

Desde el Grupo de denuncia a Jueces de Familia de Morón que incumplen la Ley, repudiamos el claro posicionamiento del periódico La Nación, que artículo tras artículo asegura que los hombres son malos padres y las mujeres las víctimas.

En este artículo particulrmente, titulado La extorsión alimentaria, aunque admiten que “los dos progenitores tienen el deber de alimentos hacia sus hijos” recalcan que es necesario “evitar en lo posible las expresadas “chicanas”, que no tienen, generalmente, por verdaderos destinatarios a los hijos menores, sino al otro progenitor, mayormente a las madres.”

Prosigue bajando línea con clara parcialidad: “Esta insensibilidad que elige generar angustia en quien convive con los hijos, al ver que no le alcanza el dinero, que le depositaron de menos, que el pago se demora; esta actitud de quien no se ha podido sacar el enojo o la frustración de la separación y castiga al excónyuge mediante la reticencia en los alimentos para los hijos…

Sin estar firmado, parece que la autora estuviera descargando su resentimiento y contando una experiencia personal mal resuelta.

Para terminar justificando abiertamente la obstrucción de vínculos y el impedimento de contacto:
En muchas ocasiones esos malos tratos y esos chantajes económicos disparan a su vez indeseados y revanchistas comportamientos, como el de limitar o retacear la posibilidad de encuentros de los chicos con su otro progenitor

Desde el Grupo de denuncia a jueces de familia de Morón que incumplen la ley apostamos por la custodia compartida y por una igualdad real, sin privilegios. Somos madres, padres, hermanas/os, abuelos/as que luchamos por vivir con nuestros seres queridos y aún cumpliendo con nuestras obligaciones y muchas veces excediendo lo estipulado, seguimos impedidos de contacto.

Estos artículos tendenciosos y sin derecho a réplica (los comentarios están desactivados) en un medio tan importante como La Nación no hacen más que perjudicarnos y seguir alimentando prejuicios y abriendo la herida de la desigualdad, fomentando un machismo implícito: el hombre ve a sus hijos en la medida en que paga. Y la verdad es que ni siquiera así.

Las falsas denuncias, la obstrucción de vínculos familiares, la alienación parental son problemas que hasta hace pocos años afectaban mayormente a los hombres, pero esos hombres tienen madres, hermanas, nuevas mujeres. Ahora, lamentablemente, cada vez son más las madres que sufren el impedimento de contacto.

Consideramos que el periodismo no debe alentar resentimientos, sino informar y en la medida de lo posible, ayudar a la sociedad con objetividad.

Puede leer el artículo al que hacemos referencia AQUÍ